tel (0336) 272-537 / (0336) 270-770 cel (0972) 570-000 / (0981) 138 527 sms (0981) 138 527 wasa (0973) 204 996 face Facebook twitter Twitter online Online
El martes tendremos eclipse parcial de Sol
El próximo eclipse solar previsto que será visible desde Asunción, tendrá lugar el día martes 2 de julio de 2019 y se verá como un eclipse parcial.

Variedades: de de
notas

El mismo fenómeno será total en Chile, Argentina y el Sur del Pacífico; mientras que será parcial para Paraguay, Uruguay y parte de Brasil.

El fenómeno comenzará a las 16.46.30, en ese momento el Sol se encontrará a una altura de 16º sobre el horizonte. La hora prevista del máximo eclipse (momento en el que la Luna ocultará el mayor porcentaje de Sol) serán las 17.51.30.

En este momento, el Sol estará a una altura de 3º y su acimut será de 297º. La Luna cubrirá el 74,1% del Sol. El eclipse finalizará al anochecer, a las 18.09.00, momento en el cual dejará de ser visible desde Asunción. La altura del Sol al finalizar será de 0º sobre el horizonte.

El profesor Blas Servín reveló que el Paraguay no verá más que eclipses parciales de Sol hasta el año 2075.

“Paraguay no va a tener otra cosa que eclipses parciales de Sol hasta el año 2075; es decir, hasta esa fecha no veremos el momento en que la Luna cubre totalmente al Sol. El próximo eclipse parcial que veremos será el 14 de diciembre de 2020”.

Más de 200.000 personas llegadas desde todos los rincones del planeta se congregarán el 2 de julio, en el Valle del Elqui, para asistir al eclipse total de Sol, un espectáculo tan mágico como el lugar que lo albergará, donde el cielo y la tierra se funden en un oasis repleto de magnetismo.

Arropada por el brillo de las estrellas y el vaivén de las olas del Pacífico, la región de Coquimbo y su espectacular Valle del Elqui se presentan a los visitantes no solo como el epicentro de este evento natural, sino como uno de los destinos turísticos más atractivos del país, gracias a su inmensa oferta gastronómica, cultural y de aventura.

La excelente calidad de sus cielos, principal atractivo de la zona, difumina las barreras espaciales en un entorno natural marcado por una inmensidad mística. Esta región chilena concentra casi el 60% de la observación astronómica mundial, con los observatorios de La Silla y Cerro Tololo como principales exponentes, pero también a través de iniciativas municipales como Mamalluca, el primer centro de observación turística de Chile.

El Valle del Elqui, uno de los lugares privilegiados del globo para asomarse al universo, ha ido sumando nuevas propuestas para ofrecer al visitante una experiencia total de disfrute, basada en su relación con el cosmos, que ya atrajo con su magnetismo a pueblos prehispánicos como los diaguitas y los incas. La localidad de Vicuña, capital mundial de la astronomía 2019, “cuenta con otros atractivos, como ser la cuna de Gabriela Mistral”, escritora chilena ganadora del Nobel de Literatura en 1945, en torno a cuya figura se ha

creado la ruta turística mistraliana, explica el alcalde de Vicuña, Rafael Vera. “Nos hacemos llamar el corazón del Valle del Elqui y la tierra del pisco. Tenemos entre 300 y 320 días de sol al año, un hecho que crea una sinergia entre el cielo y la gente. Muchos visitantes vienen buscando esa experiencia, sumergirse en la naturaleza y descansar”, manifestó.

La industria local cuenta para ello con un gran abanico de actividades: desde excursiones en bicicleta por las profundidades místicas de los desérticos valles, hasta la práctica de kitesurf (surf con cometa) y windsurf (surf con vela) en el embalse de Puclaro, para terminar con un merecido masaje en alguno de los muchos centros especializados.

La zona cuenta con una consolidada oferta hotelera orientada a proporcionar una experiencia total en la naturaleza, y establecimientos selectos pensados para ofrecer las mayores comodidades a visitantes de alto nivel de exigencia.

Entre los hoteles más destacados se encuentra la villa Casa Molle, que ha liderado el sector en calidad y servicio con unas instalaciones pensadas para la relajación y el disfrute de una buena gastronomía y una inmensa lista de cócteles, en la que el principal invitado es la estrella local: el pisco.

Y es que el Valle del Elqui es sede de una de las empresas pisqueras más antiguas e importantes del país, la cooperativa Capel, donde los visitantes pueden degustar y observar el proceso de elaboración de un producto reconocido internacionalmente.

 


Comentarios
Buscar noticias
Seguinos en Facebook
Copyright RADIO AMAMBAY 570 AM. Derechos Reservados: Prohibida su reproducción sin previa autorizacion.
Creado por HOSTIPAR